Insignias

Bandera de la Archicofradía. – Bandera confeccionada en raso morado, con el nombre bordado en oro, con un lienzo en óvalo pintado por la pintora valdepeñera, Esperanza García Márquez, rematado con pasamanería, posee mástil de orfebrería liso, terminado con la Imagen de Jesús Nazareno Rescatado, orlado.

Bandera III Centenario. – Bandera confeccionada en terciopelo morado, con la inscripción del tercer centenario de la Archicofradía bordado en oro, con un lienzo en óvalo, copia de la pintura de Adrián Riquelme Plaza, que hiciera en 2015, rematado con pasamanería, tiene mástil de orfebrería tallado, terminado con una Cruz.

Cruces de Guía y Faroles. – La Cruz de Guía de la Archicofradía, abre el cortejo penitencial, haciendo realidad las palabras de Jesús «El que quiera seguirme, que renuncie a sí mismo, que cargue su cruz y me siga», aceptada y abrazada por todos los que la seguimos, como símbolo del salvador del mundo.

La Archicofradía posee dos Cruces de Guía, una de orfebrería tallada entera con cantoneras, óvalo central con la Cruz Trinitaria y cartela superior con INRI, en la actualidad se utiliza muy poco por lo pesada que resulta durante el recorrido procesional. Otra de madera de nogal, con cantoneras, rayos, cartelas centrales Trinitarias y superior, en metal repujado y plateado. Los Faroles, son también de orfebrería en metal repujado y plateado, todo realizado en los Talleres de Orfebrería Orobio de la Torre.

Bocina. –  De forma cónica que se asienta sobre un eje con dos ruedas, es de madera recubierto de tela, teniendo dos fundas, una para procesionar, en raso bordado en oro, y otra más sencilla para los días anteriores, normalmente es acompañada por un tambor pequeño que marca los tres toques (Pasión, Muerte y Resurrección del Señor)
Es tan antigua como la Archicofradía, salía desde el primer viernes de cuaresma, anunciando la llegada de la Cuaresma y la presencia de Jesús Nazareno, hasta la procesión de Viernes Santo, donde se posicionaba al lado de un hermano, y con el sonido anunciaba que no estaba al corriente de pago. Fue detenida en 1934 y 1936, quedando requisada en poder de la autoridad. Actualmente sale desde el Viernes de Dolores a Viernes Santo, constituyendo un elemento emblemático y característico, no solo de la Archicofradía, sino de la Semana Santa de Valdepeñas.

Estandarte de Jesús. –  Confeccionado en terciopelo morado, bordado en oro y borlas realizado en la acreditada y afamada en objetos y ornamentos litúrgicos, Casa Heras de Madrid, vino a Valdepeñas el 10 de agosto de 1967, bendecido en la Solemne Función Mayor de Septiembre, y estrenado en la Procesión de la tarde. Va montado sobre un mástil de orfebrería, realizado recientemente por los Talleres de Arte Sacro “Salmerón” de Socuéllamos, por el deterioro que tenía el anterior, si se restauró la Cruz con el “Cordero Divino” que corona el conjunto. Se desconoce el autor de la pintura del óvalo, que, aunque algo deteriorada aún se conserva en él.

Estandarte de Nuestra Señora del Mayor Dolor. – Confeccionado en terciopelo granate, bordado en oro y sedas, con borlas, por “Bordados Perales” de Madrid, fue bendecido en el triduo a su Titular el año 2005 por el Consiliario de la Archicofradía el, P. Antonio del Pino Morales, y estrenado en el solemne Vía-Crucis de ese año. Va montado sobre un mástil de orfebrería coronado por el “Ave María”, realizado en los talleres de “Orobio de la Torre” de Torralba de Calatrava. El óvalo con la Imagen fue pintado por la pintora valdepeñera Dña. Esperanza López Cejudo

Estandarte de los niños. – Confeccionado en raso morado bordado en seda por Dña. Ceferina Muñoz Sánchez en 1967 y el óvalo con la Imagen lo pintó D. Sergio Sánchez Gómez y fue bendecido ese mismo año por Fray Timoteo Curiel del Buen Pastor. Va montado sobre mástil de orfebrería.

Incensarios. – Conjunto de incensarios para Cultos y Procesiones, están realizados en plata repujada, desconociendo su antigüedad, ni su autoridad, fueron restaurados en el año 2015 en los talleres de “Orobio de la Torre” de Torralba de Calatrava.

Pendón. – Confeccionado en terciopelo morado con el escudo y nombre de la Archicofradía y mástil de madera, se utiliza como cierre de procesión.

Báculos. – Juego de varas de presidencia, de orfebrería, realizados en 2014 por los talleres “Orobio de la Torre” de Torralba de Calatrava, compuestos por vara y Capilla superior con la Imagen de Jesús. Es dorado el del Hermano Mayor, mixto dorado/plata para el Vice-Hermano Mayor y plateados el resto del conjunto, también hay otro más antiguo también dorado y con capilla que lo suele llevar la presidencia eclesiástica en los desfiles procesionales.

Relicario. – Relicario en plata repujada, con capilla cuadrada, sujeta por dos ángeles, que porta en su interior la reliquia de San Juan Bautista de la Concepción, otorgada a la Archicofradía el 14 de febrero de 2016. Se utiliza en las Grandes Celebraciones, y en Viernes Santo va expuesta en el pasillo central de la candelería de Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad.

Piezas de interés

Título de concesión de la Medalla de oro de Valdepeñas a la Archicofradía, con motivo de su III Centenario
Misal en latín del siglo XIII
Reliquia y autentica de San Juan Bautista de la Concepción concecida a la Archicofradía el 14 de febrero de 2016
Juego de tres Cartelas antiguas de latón
Cruz de sobremesa en plata sobredorada
Lienzos antiguos de banderas de Nuestro Padre Jesús Nazareno Rescatado
Atril de plata, con la representación de los cuatro Evangelistas
Juegos de diferentes Candelabros en orfebrería, con diferentes puntos de luz
Hachón de luz para el penitente